CÓMO CONDUCIR MEJOR DE NOCHE

PIN

En un blog reciente, explicamos que una buena vista es importante a la hora de conducir. Hoy queremos profundizar en el tema de la conducción nocturna. A diferencia de algunos animales, como los gatos y los linces, los humanos tienen una mala visión nocturna. Así que cuando, además, tenemos que conducir de noche, nos encontramos con muchas dificultades.

¿Por qué es más difícil conducir de noche?

El ojo humano no ve bien en condiciones de poca luz. Por la noche, la agudeza visual y la visión central disminuyen. ¿Se ha dado cuenta de que en la casi oscuridad vemos mejor en la periferia que de frente? Además, por la noche nuestros ojos pierden la noción de los colores y los contrastes. Sólo podemos ver realmente los objetos grandes desde la distancia. Para colmo, nuestra apreciación de las distancias se ve alterada.

¿Y EN SITUACIONES DE CONDUCCIÓN?

Durante el día, al aumentar la velocidad, el campo visual se estrecha, señala el concesionario de coches segunda mano Granada Crestanevada. Por la noche, el fenómeno es aún más pronunciado y la impresión de estar conduciendo en un corredor se vuelve muy pronunciada. El otro gran riesgo de la conducción nocturna es el deslumbramiento. Un haz de luz centrado en la pupila provocará el famoso «agujero negro» y el ojo tardará unas décimas de segundo en recuperarse de este resplandor. Por último, no todos somos iguales ante este fenómeno. Cuanto más frío tengamos, más cansados estemos o más azúcar tengamos, más tiempo tardará nuestra visión en recuperarse. Especialmente después de la fatídica edad de 40 años. Por supuesto, no busques ninguna mejora con el tabaco o el alcohol, el resultado será aún más catastrófico.

Consejos que hay que saber para ver mejor de noche:

– La primera regla general es mantener el parabrisas y los cristales de los faros perfectamente limpios.

– Cambie las bombillas de los faros cada dos años: es un hecho poco conocido, pero las bombillas pierden entre un 15 y un 25% de su eficacia cada año, dependiendo de cómo las utilice.

– Otro consejo: cuando venga un coche delante de ti, enfoca intensamente la luz trasera derecha del vehículo que te precede. En su defecto, el lado derecho de la carretera. Esto evitará unas décimas de segundo de deslumbramiento catastrófico.

– Compre gafas de conducción antirreflectantes con pantalla amarilla. Los imprescindibles son los que tienen las esquinas superiores izquierdas tintadas. El confort de conducción de estas gafas le sorprenderá. También son muy buenos para conducir con niebla.

– Comer arándanos. Gracias a su alto contenido en caroteno -muy superior al de las zanahorias- mejoran la visión nocturna y la resistencia al deslumbramiento de tus queridos globos oculares.

– Una última recomendación: si viaja de noche, haga descansos. Cierra los ojos para que puedan descansar y apoyarte cómodamente durante el resto del viaje.

También te puede interesar