Hyundai Tucson restyling 2018

PIN

Después de casi 3 años de carrera, el Tucson, best-seller de la marca Hyundai, tiene derecho al tradicional restyling. Muchos cambios, por dentro y por fuera, pero también bajo el capó, con la apariencia de una micro-hibridación. El objetivo es reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 para evitar una fuerte sanción. Hemos probado este sistema en un modelo 2.0 CRDI 185 BVA8. Vamos a ver cómo va.

El Tucson es el superventas europeo de Hyundai. Desde su lanzamiento a finales de 2015, se han vendido 390.000 unidades en todo el mundo, de las cuales 31.000 en Francia. Esto demuestra que es un modelo importante para el fabricante coreano, que debe mantenerse vivo.

Este es precisamente el caso actual, con un tradicional restyling a mitad de carrera. Y hay más cambios de los que se cree.

De hecho, los cambios son tanto estéticos, por fuera y por dentro, como técnicos, con un rediseño de los motores, y una novedad que probablemente veremos cada vez más en futuros modelos: un sistema micro-híbrido. El objetivo es limitar el consumo de combustible y, en consecuencia, las emisiones de dióxido de carbono, ante las severas sanciones y la transición a la nueva norma WLTP (que aumenta las emisiones de CO2 en promedio).

Pero empecemos por las evoluciones estéticas. La compañía coreana ha dotado a su SUV compacto de una nueva parrilla en cascada, típica de la marca y que ya encontramos en el i30 y el Kona. Por lo tanto, su forma es más acampanada que antes. El parachoques ha sido rediseñado y los faros tienen una nueva firma luminosa LED en forma de ala.

De perfil, lo único que destaca es el nuevo juego de llantas, que han pasado de 16 a 19 pulgadas, mientras que en la parte trasera, un nuevo parachoques con una doble salida de escape revisada, unas luces más rectas y un portón trasero más profundo en el tirador de apertura hacen que el estilo evolucione sin problemas.

El restyling continúa en el habitáculo, donde se ha rediseñado toda la parte superior del salpicadero, señala el concesionario vender coche Crestanevada. El diseño ya ha sido revisado, con una pantalla multimedia que ya no está integrada en el salpicadero, sino que ahora está colocada en la tapa, en una posición ideal para la visibilidad, pero un poco menos para la calidad de la integración. Esta pantalla táctil de 7 u 8 pulgadas, según el nivel de equipamiento, es la misma que la del i30 y el Kona.

El salpicadero ha sido revisado, lo que no siempre ocurre en los restylings. Los materiales son de mejor calidad y el montaje sigue siendo irreprochable. La tableta con pantalla táctil, que antes estaba integrada en el salpicadero, se ha colocado ahora en la parte superior. Esto es mejor para la legibilidad, menos bueno para la integración.

La calidad de los materiales ha mejorado, con materiales espumados en la parte superior y en el frontal, lo que convierte a esta Tucson en una buena alumna de la categoría. Los montajes son además serios, lo que confirma la maestría de los coreanos en este campo.

Los asientos también son nuevos, y ahora son calefactados y ventilados en el tope de gama.

Con mediciones que no cambian, los índices de habitabilidad se mantienen estables. Y bueno para la categoría. Las plazas traseras son amplias y el espacio para la cabeza es cómodo, mientras que el volumen del maletero se mantiene en 513 litros con la banqueta colocada y 1.503 litros con la banqueta abatida. Desgraciadamente, cuando se opta por la opción micro-híbrida, este volumen se reduce en 54 litros, hasta los 459 litros, debido a la batería de 48V situada bajo el piso del maletero. Es una pena, porque la pérdida es importante.

También te puede interesar